Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
25 noviembre 2013 1 25 /11 /noviembre /2013 13:18

Hace algo más de un año, o como reciéntemente le decía a Marino, hace apenas un año largo yo escribía esto sobre él ( Marino Sáiz, el Gran Marino)  y unos meses después llegaba Marino y Amigos... pero este fin de semana por fin, he podido asistir a algo que no podía tardar en llegar, Marino Sáiz, con banda , en solitario, un concierto todito para él.

 

No se si con lo que os cuente entenderéis lo que pasó en ese escenario, lo que se sintió en la sala, pero si no váis a otro concierto de Marino con Banda os tendréis que conformar...

 

Ya he hablado mucho de Marino en otras entradas así que no voy a repetiros esas cosas de cómo baila con su violín, cómo enamora verle sacar fuera la música que lleva dentro (porque la lleva) ,cómo eriza la piel hasta los huesos oirle cantar...verle cantar, porque Marino canta con todo su cuerpo... Así que voy a contaros lo que ocurrió la noche del 23 de noviembre en la sala Galileo de Madrid.

 

A mi me encanta observarle, a cada momento saca el maestro que tiene dentro y dirige la banda, no lo puede remediar... Canta con el alma y mientras en una mano sostiene el violín con la otra toca el piano en el aire...un piano invisible que sólo él encuentra... 

 

Entre chistes y anécdotas va desgranando sus temas con tal dulzura y emoción que el recital llega a convertirse en un subeybaja emocional...

 

Como os digo un concierto para él solito pero estuvo bien arropado, por primera vez le acompañaba una banda con las complicaciones que esto entraña. En algunos temas hasta ocho violines acompañaban a Marino...fue muy bonito, la verdad, y divertido cuando decidió "marinizarles" esto no os lo cuento...tendréis que verlo...

 

Y porsupuesto no podían faltar los amigos, Marwan subió para cantar un tema de Marino,  fue precioso. Cuando anunció quién sería el segundo amigo, Luis Ramiro,  yo sabía que esa noche ibamos a escuchar "Perfecta" con su preciosa intro al violín...Otro momento precioso...

 

Le vimos tocar el violín, el piano, la guitarra...esto último con ciertos problemas técnicos iniciales...

Y nos puso a todos a cantar por Mecano y María de la O... como os digo un no parar de reir y de emoción...

 

Sobre el escenario Marino podía comprobar con emoción el aforo de la sala. No me imagino lo que tiene que pasar por esa cabecita en esos momentos, pero como poco satisfacción y orgullo cuando has logrado un sueño a base de trabajo y gracias a tu persona... Marino es dulce y picante, tímido y pícaro, vergonzoso y payaso... es amable y cariñoso, es agradecido y entrañable... Ya estoy hablando otra vez de cómo es él...

 

A lo mejor lo que tengo que hacer hoy es callarme y enseñaros fotos...

 

   P1150219.JPG    P1150120

 

   P1150151   P1150204   P1150159

 

 

El concierto terminó como ha de terminar, como a él le gusta, tocando entre el público, de verdad que hay que estar allí para sentir el silencio que se crea en Galileo cuando Marino baja entre las mesas... nunca, nunca, he visto silencios así...

 

P1150332

 

Después estuvo atendiendo a todos, como no tiene disco (PERO SI SOUNDCLOUD) quiso que nos llevaramos un recuerdo de esa noche dedicándonos unas palabras en los carteles de promoción del concierto... Yo de recuerdo me llevo su abrazo y un montón de sensaciones...

Me acompañaron tres personas que nunca habían estado en un recital "de los mios" y salieron encantados...van a repetir, lo se, y a vosotros os recomiendo lo mismo, no os lo perdáis y recordad que os lo recomiendo Detodocorazón...

Compartir este post

Repost 0
Published by detodo-corazon - en Música
Comenta este artículo

Comentarios