Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 mayo 2011 1 16 /05 /mayo /2011 21:09

Este fin de semana he vivido una experiencia de esas que no se olvidan...he compartido unos días con gente estupenda, con intereses y circunstancias vitales en cierto modo parecidas...y hemos tenido ocasión de conocernos y bien a fondo...

De estos días me llevo muchas cosas en mi mochila, me llevo gente realmente genial, me llevo grandes momentos de reflexión, también varios descubrimientos sobre mi...es tan curioso pensar que eres algo que no eres, pensar que ni siquiera tú te conoces bien...

Es bastante complicado explicar lo que quiero decir  ...

La cuestión es que sin darme cuenta he descubierto un montón de cosas que no sabía, he compartido otras que ya sabía, y he reafirmado otras que no sabía que sabía...veis?no es nada sencillo de explicar...

 

Ya comenté en otra entrada, que yo trabajo con niños y niñas. He descubierto estos días que como educadora soy demasiado obsesiva y controladora...a veces no dejo a los demás hacer su trabajo porque siempre voy un paso por delante, veo el peligro antes de que pase nada, estoy siempre alerta, y acostumbro a decir a otros cómo tienen que hacer su trabajo, en definitiva, soy un poco madre para la gente que me rodea...la cuestión es que una de las cosas que he comprendido estos días es que cada uno debe hacer su vida y su misión, y que cada uno es responsable de su propia vida y no de la de los demás(no hablo de cuando tengo crios a mi cargo, of course). He aprendido también que no debo decirle a otros qué deben hacer sino ayudarles a que vean cuál puede ser la solución que buscan. En el proceso de educar a veces hacemos la labor de acompañantes en duelos, malas rachas, caminos perdidos...Un buen acompañante permite al acompañado crecer, elegir su camino, le suelta en tramos que no revierten peligro...le deja elegir y le deja ser...

 

Bueno pues en esta ocasión me centraré sólo en esto porque el fin de semana ha dado para mucho y no puedo hablar de todo aquí...me centraré, pues en el acompañamiento, en la forma en que podemos ayudar a otros dejándo que sean ellos mismos quienes elijan cuál será el siguiente paso...estaba pensando en esto porque revisando los papeles que han caído en mis manos y he leído un texto...es un cuento Sufi a cerca de la manera en que el remedio no es la cura, sino que es sólo la mitad, la otra mitad está en la voluntad del que quiere curarse...

 

Aquí dejo el cuento en cuestión:

 

"Un estudiante fue con su maestro para aprender el difícil arte de curar. Cuando vieron llegar a un hombre el maestro le dijo al esudiante:

 

-Ese hombre necesita granadas para curarse.

DSCN6956.jpg

 

El estudiante se dirigió al hombre y le dijo:

 

-Tiene usted que tomar granadas, es todo lo que necesita para curarse.

 

El hombre se fue protestando y visiblemente enojado por el consejo. El estudiante corrió a su maestro y le preguntó en qué había fallado. El maestro le miró  y no dijo nada. Esperó a que de nuevo se dieran las circunstancias.

 

Pasó el tiempo y el maestro vio aparecer otro paciente:

 

-Ese hombre necesita granadas para curarse pero esta vez será yo quien actúe.

 

Le recibió y se sentaron, hablaron de su familia, de su trabajo, de su situación, dificultades e ilusiones. el maestro con aire pensativo dijo como para si mismo:

 

-Creo que necesitarías algún fruto de cáscara dura y anaranjada, y que en su interior contenga granos jugosos de color granate....

El paciente le interrumpió exclamando:

 

-¡Granadas! ¿Y eso es lo que podría mejorarme?

 

El paciente satisfecho por el consejo se curó al poco tiempo. Mientras el estudiante tuvo la ocasión de aprender la lección de su maestro en el arte de curar. El remedio es la mitad de la cura, la otra mitad es la respuesta de quien se cura...."

 

En estos días estoy atiborrándome de mis propias granadas...y pienso seguir con este aprendizaje que nunca termina, de crecer nunca se acaba...

 

Y conste que todo lo que he compartido aquí lo he dicho de todo corazón...

Compartir este post

Repost 0
Published by detodo-corazon - en La Vida
Comenta este artículo

Comentarios